Consulta gratis

(+54) 11 5597-3789

Business Intelligence: ¿qué es y para qué sirve?

Para que una empresa prospere y tenga un crecimiento sostenido, sus líderes deben mantener su habilidad para tomar decisiones de forma rápida y precisa. Además, tienen que trabajar de la mano con un plan estratégico conformado por las claves y objetivos a cumplir. Cuando esto se logra, es más probable que se mantengan adaptados y bien equilibrados en un mercado cada día más cambiante. 

Sin embargo, conforme una empresa va creciendo, los retos también. Esto puede provocar que los líderes pierdan un poco el control del timón y llegue un momento en el que no sepan hacia dónde dirigirse. No saber cuál es el camino correcto puede traer consigo grandes problemas para el futuro de la empresa. Por fortuna, el análisis de datos empresariales es la respuesta que muchas compañías estaban buscando. 

El uso de datos no es algo nuevo, incluso casi el 97 de las empresas aspira a tener una cultura basada en datos. Es por ello que las aplicaciones actuales son cada vez más innovadoras y brindan conocimientos que pueden hacer que una compañía sea más competitiva. 

Muchas más empresas están invirtiendo en analíticas y métricas para la obtención y aprovechamiento de los datos que generan. Sin embargo, sigue existiendo mucha incertidumbre en su obtención y buena gestión. 

Algo es un hecho: la inteligencia de negocios se ha vuelto imprescindible para las empresas. Por eso, en este artículo te vamos a hablar acerca del business intelligence, su importancia, relevancia, funcionamiento y te daremos algunos ejemplos para que puedas comprobar cuáles son algunas de las mejores formas de sacarle provecho a tus datos. 

¿Qué es Business Intelligence?

Business intelligence o inteligencia de negocios son las tecnologías, aplicaciones y prácticas para la recopilación, integración, análisis y presentación de datos empresariales. Su objetivo principal es respaldar las decisiones de negocio basada en datos.

Entre sus características básicas se encuentran la accesibilidad a la información, el apoyo a la toma de decisiones y orientación al usuario final. A través de herramientas inteligentes es posible analizar datos, crear informes, mapas gráficos y resúmenes para proporcionar información de valor en tiempo real.

La inteligencia de negocios puede ser de gran utilidad en diferentes áreas de una empresa, como: 

  • Marketing: logra una mejor segmentación de mercado y tiene un mejor análisis de tendencias y clientes. 
  • Ventas: es capaz de proporcionar un análisis de los clientes y su rentabilidad, así como hacer proyecciones y pronósticos. 
  • Finanzas: permite crear reportes más detallados de gastos e ingresos. 
  • Producción: brinda una vista integral de todo lo que sucede en el área de producción como los inventarios, entregas, llegada de productos, etc. 

Además, su utilización no solo se limita al sector privado empresarial, ya que también puede ser aprovechada por cualquier tipo de compañía u organización que genere datos. No importa si se trata de un organismo o una institución pública. Sea cual sea el caso, la inteligencia de negocios ayuda a que las decisiones sean más rentables y correctas. 

¿Para qué sirve el business intelligence? 

La inteligencia de negocios no solo le da ventaja competitiva a su empresa, sino también unifica todos los datos que genera y les da sentido. Esto vuelve a la información en un gran tesoro de oportunidades que, además de beneficiarse en el presente, le permite aprender del pasado de tu compañía para darle un mejor futuro. 

Es altamente útil en su empresa, pues tener una visualización completa de lo que sucede en su organización permite hacer más claro el camino que debe seguir. Si se pregunta para qué sirve específicamente la inteligencia de negocios le damos unas ideas concretas: 

  • Recopila conocimientos prácticos: no más datos sin utilizar en tu organización. La inteligencia de negocios proporciona un análisis integral de los datos que genera su empresa para identificar puntos débiles o áreas de oportunidad que le ayuden a desarrollar estrategias óptimas y centradas en objetivos. 
  • Aumenta la productividad de la empresa: gracias a las herramientas de business intelligence puedes automatizar tareas rutinarias y perfeccionar tus procesos. Esto le brinda a tus equipos de trabajo mayor organización y una mejor priorización de actividades. 
  • Genera mayor retorno de inversión (ROI): una gestión eficiente trae consigo un retorno de inversión más acelerado. Además, contar con información sobre el comportamiento de compra de sus consumidores, sus experiencias y necesidades le da a su empresa una gran ventaja competitiva, porque sabrá cómo aprovechar la información que tiene en las manos. 
  • Anticipa comportamientos y predice tendencias: los datos que se generan a través de los sistemas de business intelligence permiten crear perfiles de clientes en función de sus interacciones durante todo su recorrido de comprador. Esto ayuda a mejorar zus estrategias de marketing, ventas, servicios y el crecimiento general de su empresa.
  • Brinda comprensión profunda de su organización: es difícil saber cómo mejorar sus procesos internos si no conoce a la perfección los componentes de tu empresa. La business intelligence le ayuda a organizar e identificar cada detalle que requiere atención para realizar las mejoras correspondientes.

Además, también tiene éstas ventajas: 

  • Almacenamiento de datos para disposición inmediata
  • Monitoreo continuo de objetivos y procesos
  • Mejoramiento de procesos y estrategias a través del aprendizaje de errores pasados
  • Facilitación de una mejor visualización de tu empresa
  • Agilización de procesos comerciales

Su evolución ha permitido incluir más procesos y actividades como la minería de datos, creación de informes, valores de referencia, métricas y rendimiento, análisis descriptivo, generación de consultas, análisis estadístico, visualización de datos y preparación de datos. 

Relevancia del business intelligence en la planificación estratégica 

La inteligencia de negocios ayuda a proporcionar puntos de referencia de rendimiento de su empresa y de sus competidores. De esta forma, sus procesos y organización pueden fluir de manera más eficiente. Su importancia en la planificación estratégica de su compañía radica en la oportunidad de detectar fácilmente las tendencias de mercado actuales para aumentar sus ventas o ingresos. 

Entre las ventajas que le da incorporar inteligencia de negocios en su empresa se encuentran: 

  • Análisis de comportamiento del cliente
  • Optimización de operaciones
  • Predecir el éxito de tus estrategias o sus posibles fallas
  • Descubrimiento oportuno de inconvenientes o problemas

Cuando tiene todo el control de su organización en un solo lugar, su gestión se vuelve mucho más fácil y predecible. Es por ello que, antes de empezar a crear una nueva planeación estratégica, es necesario asegurarse de contar con las herramientas y funciones más actuales de business intelligence para tener el mejor aprovechamiento posible de los datos que genera tu empresa. 

¿Cómo funciona el business intelligence? 

Antes de adentrarse en su proceso y funcionamiento, es importante que conozca cuáles son los componentes de la business intelligence:

  • Multidimensionalidad: la información proviene de diferentes fuentes, como hojas de cálculo o bases de datos, para que la herramienta pueda reunir información completa de bases sólidas y actualizadas. 
  • Minería de datos: para una adecuada clasificación de acuerdo con las actividades que le competen a tu empresa. Además, permite observar tendencias nuevas como comportamientos o cambios relevantes. 
  • Agentes: los softwares analizan los datos y necesidades de los usuarios y están programados para interpretar esa información. 
  • Date Warehouse: ayuda a centralizar la información para aquellos que se encargan de la toma de decisiones. 

El proceso de la business intelligence puede dividirse en diferentes fases: 

  • Dirigir y planear: en primer lugar, debes definir los requerimientos de la empresa. Para ello se solicita a un grupo de analistas formular preguntas e hipótesis que ayuden a alcanzar los objetivos y necesidades de la compañía, de acuerdo con un plan estratégico.
  • Recolectar información: esta se debe almacenar en bases de datos, sin importar de qué fuente provengan. Esto tiene la finalidad de obtener los resultados esperados. 
  • Procesar datos: los datos recolectados deben integrarse en un mismo formato para que puedan ser analizados. 
  • Analizar y producir: en esta fase se crean reportes personalizados para saber cuáles son las opciones o acciones a seguir. En este mismo paso, podrán obtenerse indicadores relevantes para la toma de decisiones. 
  • Difundir información: se generan los reportes de los datos analizados y procesados para que puedan ser interpretados. Una vez culminada dicha interpretación, se trazan las acciones a seguir y empiezan a llevarse a cabo. 

La inteligencia de negocios debe ser vista como un proceso lineal en el que, con base en los objetivos de la empresa, las preguntas sean respondidas a través de las acciones u opciones a seguir considerando los datos que se vayan obteniendo. 

4 diferencias entre business intelligence y big data 

No sorprende que el tema de la inteligencia de negocios, a pesar de su creciente popularidad, aún genere dudas y confusiones. Si bien la business intelligence y big data tienen ciertas similitudes, como el análisis de datos para su aprovechamiento, también cuentan con diferencias relacionadas con la función y almacenamiento. 

Se lo explicamos de forma sencilla a continuación: 

  • ¿Qué datos analiza? La business intelligence analiza datos ya estructurados, orientados hacia el pasado; mientras que la big data puede hacer este mismo análisis, pero también de aquellos datos que no han sido estructurados. 
  • ¿Dónde almacena los datos? La business intelligence almacena los datos recolectados en un servidor central; la big data en diferentes ficheros distribuidos. 
  • ¿Qué hace con los datos que recolecta? La business intelligence estudia las estadísticas internas de una organización y corrige errores operativos; la big data únicamente captura y procesa información. 
  • ¿Quién trabaja con los datos analizados? En el caso de los datos recolectados por la business intelligence, estos son trabajados directamente por el director de la empresa o líderes de proyectos y estrategias, como economistas o técnicos; la big data es atendida por matemáticos o ingenieros. 

En pocas palabras, la business intelligence ayuda directamente a la toma de decisiones y el big data para la identificación de patrones de los datos. 

Más noticias